Archivo

Archive for 28 abril 2011

Being digital

abril 28, 2011 1 comentario

 

Autor – Nicholas Negroponte

Fecha de publicación  – 1995

 

Introducción

Being digital es un libro pionero en los estudios sobre cultura digital y por eso sigue siendo importante en cualquier bibliografía sobre cibercultura. En el año 1995 no solo Internet era todavía un gran desconocido para el público en general, especialmente fuera de EEUU; también la propia informática personal estaba poco difundida se comparado a los días de hoy. El Libro del profesor del MIT Nicholas Negroponte anticipa muchas de las características que la red vendría a asumir con el pasar de los años y también habla, aunque de manera rápida, de los posibles cambios sociales que estas mudanzas, aunadas a la masificación de la informática a nivel personal, podrían ocasionar.

Resumen

La metáfora central del libro es las que describe el cambio de una sociedad o economía basada en el átomo para una basada en los bits. Es a partir de esta metáfora que Negroponte va tejiendo capitulo a capitulo su argumentación. Los bits, afirma o autor, son mucho más fáciles y baratos de manipular, copiar y distribuir que los átomos. Un periódico hecho de papel tiene un coste económico y ecológico muchas veces superior a una edición de este mismo periódico en formato digital.  Por eso el camino natural es el cambio de los átomos a los bits. Y ser digital, decía el autor a mediados de los noventa, no es solo  tener algún CD ROM o una conexión telefónica a Internet. Las transformaciones, decía él, serán mucho más profundas, llegando al punto de cambiar la manera que consumimos información, aprendemos y nos comunicamos.

Aunque estas afirmaciones nos suenen obvias a día de hoy, ni todas las predicciones que Negroponte hace en el libro pueden ser consideradas “facilonas”, mismo con los quince años de ventaja que llevamos hoy en relación a la fecha de publicación del libro. Cuando habla por ejemplo de la increíble dosis de personalización que la información podría alcanzar en la era de los bits el autor casi describe en detalles el modelo de negocios que más triunfa en Internet en la actualidad, el de Google. Negroponte consigue ver con claridad algo que podríamos describir como la lógica de los bits. Muchas empresas punto com podrían haber evitado la bancarrota si sus CEO´s hubiesen leído el libro de Negroponte, desistiendo así de la idea de intentar  transponer la lógica de los átomos a un territorio esencialmente constituido de bits, con resultados mediocres.

Los problemas que las nuevas tecnologías iban a traer para los detentores de copyright también son anticipados por Negroponte, pero el autor no parece creer que esta cuestión llegase a constituirse en uno de los principales obstáculos para el cambio de una cultura basada en los átomos para una cultura digital. Negroponte sabe que el mundo digital es el mundo del copy and paste, y que algunos conflictos podrían ocurrir si la lógica del copy and paste llegase a tocar los contenidos protegidos por el copyright. Pero Negroponte creía que los cambios en la legislación de copyright se orientarían hacia un ablandamiento de la misma, en una previsión que se mostró totalmente equivocada. Solo 3 años después de la publicación de Being Digital el congreso de EEUU aprobó el Digital Milleniun Copyright Act (DMCA), que endureció en mucho la legislación estadunidense de derechos de autor.

Eso demuestra que pese a la precisión de sus predicciones respecto a los cambios tecnológicos Negroponte parece incapaz de imaginar una red cuyo zeitgeist este en contra de la lógica capitalista. Como conocedor de la cultura digital el es un moderado, y postula que la industria de contenidos debe ceder en algo para no quedarse totalmente obsoleta. El cambio le parece el camino más natural, pero no se trata de una transformación radical. En el mundo digital tal cual lo concibe Negroponte el alquiler de video sigue siendo un negocio dominado por blockbuster, que ya no tiene tiendas físicas pero alquila bits y los transporta a sus clientes por medio de Internet. Pero la industria tardo años en adaptarse a la nueva realidad de los bits y en este espacio de tempo surgieron nuevas formas de distribuir contenido, menos centralizadas y más propias de la cultura digital, que no fueran anticipadas en las páginas del libro de Negroponte

Being digital no predica el alba de una nueva era de socialismo basado en las nuevas tecnologías digitales, como hacen algunos textos sobre las nuevas tecnologías información y comunicación.  Al contrario, habla de las posibilidades de que el avance tecnológico mejore y consolide aún más las instituciones y estructuras de poder con las cuales estamos acostumbrados hoy en día. En este sentido y en otros, como la utilización de pequeñas anécdotas o chistes para introducir una idea,  es un libro extremadamente estadunidense. Las modernas tecnologías de información y comunicación al fin y al cabo fueran creadas por el Imperio y su finalidad es perpetuar su poder, no contestarlo.

Conclusión

Being digital fue un libro que tuvo un impacto considerable a época de su publicación. Muchas de sus predicciones llegaran a hacerse realidad, probando que Negroponte realmente estaba por delante de su tiempo al conseguir  percibir el grado que el desarrollo tecnológico podría alcanzar en la primera década del nuevo siglo. Pero parece que, ahora que hemos llegado al futuro, la cuestión ya no es intentar percibir hasta donde nos llevaran las nuevas tecnologías, sino como hacer con que estas tecnologías existan en función de la mayoría de la población. La impresión que queda de la lectura del libro de Negroponte es que algunos de los temas más importantes de la actualidad, como la cuestión de los derechos de autor o la excesiva intrusión en la privacidad de las personas, son tratados como cuestiones secundarias en el libro. A lo mejor de alguna manera el autor tuviera como meta propalar el evangelio de la digitalización, y todo lo demás fuera secundario ante este trabajo. No hay dudas de que Negroponte tuvo éxito en esta misión. Pero terminada la tarea de servir como introducción a la era de los bits, Being Digital deja de tener la relevancia que tuvo en otro momento y se convierte en una curiosidad arqueológica.

Anuncios
Categorías:Resumenes

Rojadirecta pierde su dominio .org

 

Ayer los usuarios que intentaban acceder al famoso portal rojadirecta.org se deparaban con el siguiente mensaje:

Pese a la acción del gobierno de EEUU, el portal transfirió su dirección IP para http://209.44.113.146/ y continuó funcionando normalmente.

El gobierno estadunidense necesita hacer sus lobbies funcionaren a nivel global se realmente desea vencer su “guerra contra la piratería”. Eso es lo que están haciendo ahora en Brasil, por ejemplo.

Categorías:Brasil, Copyright

La universidad y the pirate bay

 

Según la web torrent freak, el conocido sitio pirate bay esta colaborando en una investigación con el grupo cybernorms, de la Universidad De Lund, en Suecia. Segun torrent freak el objetivo de la investigación es descobrir cuales son las motivaciones de los usuarios al compartir archivos en la red.

Esperemos que estos investigadores suecos, contando con el apoyo de pirate bay, tengan mas facilidad en llevar a cabo su investigación que sus colegas españoles.

Categorías:Mundo, Noticia, P2P

Free Culture

 

Autor – Lawrence Lessig

Fecha de publicación – 2004

 

Introducción

Lawrence Lessig es la principal voz en EEUU y posiblemente en todo el mundo en clamar por cambios en el actual sistema de derechos de autor. Su defensa activa de la causa lo llevó a crear un sistema de licencias especiales como una alternativa al actual sistema de copyright, las licencias creative commons. Free Culture es un libro que puede parecer radicalmente de izquierdas en EEUU, pero en verdad su carácter radical reposa mucho más en el extremismo de la industria cultural que en las ideas expuestas por su autor. La argumentación de Lessig sobre las ventajas y desventajas de tener un sistema equilibrado de derechos de autor exige de sus lectores una posición clara al final de la lectura. Por este motivo Free cultura es lectura indispensable para aquellos que se interesan por el tema

Resumen

Free culture no es literatura académica tradicional. Se percibe por su estructura y su lenguaje que se trata de una obra dirigida al  público común y no a los especialistas en derecho de autor. Llena de metáforas y anécdotas divertidas, la estructura narrativa deja clara que la intención de Lessing es hacer que la opinión pública (o el sentido común, como prefiere el autor) se rebele contra la actual legislación de copyright y apoye su causa. Lessig cree que esta movilización es la única manera de contrabalancear el poder de los lobbies organizados por la industria de los contenidos, que utilizan su fuerza para modificar la legislación de derechos de autor según sus intereses.

Los primeros capítulos están dedicados a discutir los conceptos de piratería y propiedad, y mostrar cómo estos conceptos pueden cambiar a lo largo de la historia, conforme cambian las instituciones sociales y la tecnología. La historia de cómo Mickey Mouse, el icono de Disney, fue creado a partir de otros personajes es uno de los más fuertes argumentos utilizados por el autor para relativizar el supuesto peligro que la piratería representaría  para los creadores y artistas en general. Otro ejemplo importante, ahora respeto al concepto de propiedad, es el caso de la demanda de un granjero contra una línea comercial de vuelos que pasaban por encima de su propiedad.  Según la constitución estadounidense, redactada en el siglo XVIII, el cielo sobre su granja seria una extensión de su propiedad, pero el granjero acabo perdiendo la demanda, porque el sentido común se impuso al derecho a la propiedad. Lessig sostiene que los avances tecnológicos tornan las leyes obsoletas.

La tesis central del libro es que el rigor cada vez mayor de las leyes de propiedad intelectual estaría destruyendo la libertad creativa en la sociedad norteamericana. Así como la aviación comercial no podría existir si la demanda del granjero contra las líneas aéreas hubiese prosperado, tampoco la libertad creativa puede existir en una sociedad regulada por la actual legislación de derechos de autor.  La cultura estadounidense, que según el autor siempre fue una cultura libre, estaría ahora transformandose en una cultura del permiso, en la cual solo los grandes grupos de comunicación, respaldados por un ejército de abogados, podrían efectivamente producir cultura.

Al contrario de lo que podemos pensar a partir del la lectura rápida del título del libro, Lessig no es favorable a una cultura donde los derechos de autor no sean respetados. El autor reafirma a lo largo del libro su profunda convicción en el derecho a la propiedad, aunque afirme que la propiedad intelectual no puede ser comparada a la propiedad de algo que tiene existencia física. Pero Lessig cree que debe haber un equilibrio entre el derecho a la propiedad intelectual y el derecho que lo jóvenes creadores tienen de trabajar con el legado de la producción cultural de las generaciones anteriores. Este derecho estaba garantizado por la existencia del dominio público.

En los capítulos finales Lessig nos cuenta su papel en la demanda movida por el editor de un sitio web que se dedicaba a publicar obras de autores que ya estuvieran en dominio público contra el gobierno estadunidense, en la cual actuó como abogado del demandante. Pese a creer que su argumentación fue jurídicamente perfecta, Lessig no consiguió convencer a los jueces de apoyar su tesis de que la prorrogación indefinida de los periodos de copyright podría llevar a la virtual extinción del dominio público en la jurisprudencia norteamericana. El autor admite su culpa en la derrota, diciendo que su argumentación debería haber sido más política que jurídica para que pudiera tener posibilidades de triunfar.

Finalmente el autor nos muestra sus propuestas de cambio en la legislación de derechos de autor. Su propuesta es crear una especie de registro general de autores, en el cual los registros de propiedad tendrian que ser renovados después de un periodo de 50 años. Esta medida permitiría que los trabajos que ya no proporcionan ningún retorno comercial llegasen a dominio público automáticamente después de este periodo de 50 años. La renovación de las licencias, según la propuesta de Lessig, costaría a los autores 1 dólar. La propuesta llego a ser discutida en el congreso estadounidense, pero el lobby de las industrias del contenido consiguió impedir que prosperase, alegando que esta podría traer perjuicios a los autores que estuviesen en dificultad económica.

Conclusión

El libro de Lessig no es un tratado sociológico sobre la cultura digital, como otras obras sobre el tema. Se trata más bien de un mensaje de alerta sobre una guerra jurídica movida por una industria que lucha por preservar un modelo de negocio que fue atropellado por la emergencia de una nueva tecnología. La guerra victima a todos, desde consumidores a productores, pasando por los propios creadores. Desafortunadamente, la opinión pública todavía no se ha dado cuenta de que el verdadero peligro  para la producción artística no es la piratería, y sí la posibilidad de que el derecho de autor sea transformado en un derecho casi divino e incuestionable. Free Culture es un libro coherente con su propuesta. Se trata sin duda de lectura obligatoria para todos aquellos interesados en la nueva cultura digital o cibercultura.

Categorías:Copyright, Resumenes

El observatório de piratería

 

Los diarios público y el país noticiaran esta semana la publicación de una investigación intitulada Observatorio de piratería y hábitos de consumo. La investigación fue patrocinada por la coalición de creadores. Se puede descargar el PDF Aquí.

No he leído toda la investigación aún, por considerar que tiene un bias ideológico muy acentuado. Pero lo haré. Tiene que ser interesante una investigación que necesita aclarar en sus objetivos que descargarse material ofrecido gratuitamente en la web no se considera piratería.

Categorías:Copyright, Noticia

Cambios en la legislación de copyright en Holanda

 

Según la web torrentfreak, el gobierno Holandés decidió declarar ilegal las descargas de contenido desde programas P2P.

Dutch Government To Outlaw File-Sharing and Block The Pirate Bay

La noticia es sorprendente, puesto que Holanda siempre tuvo una legislación muy liberal en el tema de las descargas de contenido. Además, la medida está en contra a lo que apuntan algunos estudios holandeses, que demuestran que las descargas de archivo no afectan las ventas de la industria de contenidos.

Categorías:Noticia, P2P

La pedagogía de la industria de contenidos

 

Noticia publicada en el periódico Público:

Promusicae recomienda a padres y profesores cómo no usar programas P2P

Por supuesto que la industria del contenido sabe que la batalla más importante es aquella en la cual se lucha para conquistar “corazones y mentes”, como suele decir el ejército de EUA. Esa ha sido y es su principal función desde siempre. No es ninguna sorpresa por lo tanto que después de intentar frenar el avance del intercambio de archivos por medios legales la industria y las asociaciones de derechos de autor utilicen ahora la pedagogía para defender sus intereses.  

El próximo paso será intentar incluir esta guia en las escuelas. Aguardemos el próximo episodio.

Categorías:Noticia, P2P